Connect with us

Fórmula 1

¿Cómo se prepara un piloto de F1?

El automovilismo es un deporte lleno de adrenalina, velocidad pura y emociones a flor de piel. Como la mayoría sabemos, la Fórmula 1 es el máximo circuito del deporte automotor en el cual los mejores constructores y más aptos pilotos pueden tener presencia para hacer vibrar diferentes autódromos a lo largo de la temporada.

Para nosotros puede parecer sencillo el hecho de manejar un automóvil, incluso hay quienes cuestionan si el automovilismo es realmente un deporte… Pero, alguna vez te has preguntado ¿qué hay detrás del desempeño mostrado en competencias por parte los pilotos? ¿Existe alguna preparación física y mental antes de correr un Gran Premio? ¿Qué requisitos necesita una persona para poder conducir una potente máquina de F1?

Estar detrás del volante de un Ferrari o un Mercedes no es cosa fácil, a altas velocidades el cuerpo de un conductor necesita entrenamiento previo, incluso se les exige cumplir con cierto pesaje antes de una competencia y llevan una alimentación rigurosa. La realidad es que estos pilotos son unos súper atletas con gran resistencia física, fortaleza y control mental. A continuación te compartimos diferentes datos acerca de cómo se preparan antes de hacer rugir sus motores.

Los pilotos de Fórmula 1 han competido en este deporte desde temprana edad. Si uno tiene deseos de incursionar una carrera en este ámbito es necesario comenzar desde niños en los circuitos de karting. Eventualmente irán escalando categorías, pero sólo aquellos que demuestran verdadera pasión y compromiso logran llegar a las grandes ligas.

Preparación física

El entrenamiento físico más intenso se lleva a cabo en las 4 semanas previas al inicio de la temporada en las cuales los pilotos destinan alrededor de 3-4 horas al día. La mayor parte de este trabajo se centra en la fuerza cardiovascular y en la fuerza del cuello.

Es muy importante que los conductores tengan sistemas cardiovasculares de alta eficiencia, ya que la combinación de altas velocidades y las sofocantes temperaturas dentro del cockpit podrían ocasionar fatigas durante un Gran Premio. Pero un piloto con un entrenamiento de resistencia adecuado podrá sobrellevar estas condiciones.

Otro de los aspectos importantes de esta preparación es el fortalecimiento de los músculos del cuello. Las fuerzas G pueden que se experimentan en una curva son de 4G-5G, esto provoca que la cabeza de 6kg de un piloto pueda llegar a pesar entre 25-30Kg; aquí es cuando un cuello bien trabajado mantendrá la cabeza derecha, evitará lesiones, mal enfoque y malas posturas. El ejercicio más importante y más conocido es ponerse un casco conectado a unas poleas que tiren cierto peso, simulando a las fuerzas G desde diferentes ángulos.

Otras partes del cuerpo que también se trabajan y que no son menos importantes son los brazos, hombros, abdomen y piernas. Los pilotos se someten a diferentes ejercicios con pesas para lograr una fuerza muscular óptima, así, durante una competencia lograran mantener su cuerpo equilibrado, resistiendo a las fuerzas provocadas por la aceleración.

Un piloto no desarrolla gran masa muscular, por lo regular son delgados para poder cumplir con los pesajes estipulados por la F1; es por esta razón que la preparación se trabaja en zonas localizadas.

Preparación mental

Lo esencial para rendir en cualquier deporte exigente es estar en forma físicamente, pero una mente bien preparada puede elevar aún más el rendimiento del atleta. En cambio, una mente débil puede llevar a que todo el esfuerzo físico no valga para nada.

Así como los pilotos son auxiliados por preparadores físicos, también cuentan con personal especializado en su desempeño mental y emocional. Estas personas se encargan de mantener motivado al conductor, le enseñan a canalizar sus presiones para que no merme su rendimiento y también lo someten a diferentes pruebas de concentración, destreza y reacción.

Uno de los ejercicios más conocidos es el de los tableros de reacción. Éste consiste en el entrenamiento de coordinación entre los ojos y las manos golpeando las luces que puedan en un tiempo determinado.

Otras actividades similares son implementadas para afinar los sentidos de reacción, ya que durante la carrera el piloto tiene que estar alerta para diferentes situaciones, tiene que estar cien por ciento concentrado.

Alimentación

La mayoría de los conductores cuentan con nutriólogos deportivos, quienes los asesoran acerca de cuál es la mejor comida que les sienta o qué es lo que mejor digieren antes de una carrera. Estos especialistas en nutrición se basan en las características y necesidades de cada cuerpo.

La dieta ideal para los pilotos de Fórmula 1 es mantener un balance entre carbohidratos y proteínas, vitaminas y bebidas con minerales. La hidratación es un elemento esencial para cualquier atleta y más para estos amantes de la velocidad, ya que en una carrera pueden perder hasta 3 a 4 litros de agua debido a las altas exigencias que enfrentan.

Estos grandes atletas son los que hacen vibrar el asfalto y a todos aquellos apasionados del deporte automotor. Ahora sabemos que han llegado a ser grandes referentes de la F1 a base de esfuerzo, pasión y sacrificios; inclusive han llegado a ser comparados con los maratonistas al mostrar desempeños similares.

 

Comentarios

comments

Más en Fórmula 1